Septoplastia y amigdalectomía, mi cirugía en el IMSS

septoplastia-ok

Recientemente, para ser más específico, el 29 de febrero me hicieron una septoplastia y una amigdalectomía, o sea, me acomodaron el tabique nasal y me cauterizaron las amígdalas.

Nunca había sido operado y sí, era de los que evitaba ir al IMSS; vaya, si era una tos, gripe o similar, prefería ver cualquier otro médico.

Sabía que era una cirugía “sencilla”, pero me daba miedo aún así, estaba muy nervioso, y ahora que sigo en recuperación, debo decir, que con lo que debo lidiar es con las molestias propias de la cirugía.

Desde que empezó el proceso es notoria la falta de organización y a veces de personal, un chico enfermero era quien hacía todo el papeleo de ingreso, y además debía poner el suero, darte la bata, tomarte tus signos vitales, etc. y más etc.

Dos personas que dicho sea de paso, estaban programados antes que yo, no fueron operados porque sus expedientes “no aparecían” y cuando aparecieron ya iba rumbo al quirófano.

El camillero, la chica de anestesia, en general todos fueron muy amables, me explicaron paso a paso lo que harían, qué sentiría y qué debía hacer al despertar.

El “pero” fue una enfermera un tanto torpe que me picó dos veces con una súper aguja para un medicamento que nunca entró, así que fue un tercer piquete donde por fin me pudieron dejar en paz.

Así luce mi brazo 9 días después:

moreton-brazo

¿Qué es una septoplastia?

La septoplastia es una cirugía que  se realiza con anestesia general y monitoreo intraoperatorio realizada por un equipo anestésico y cardiológico de experiencia. La finalidad de la cirugía es darle al tabique nasal la forma y situación normal.

¿Qué es una amigdalectomía?

Es la cirugía para extraer las amígdalas.

 

 

 

¿Qué te pareció?, ¿Qué opinas?

Shares
A %d blogueros les gusta esto: